viernes, 21 de octubre de 2016

CINE MUNDIAL 1 - NUESTRA VIDA CON LAS TOXINAS





 NUESTRA VIDA CON LAS TOXINAS 







Enfermedades siempre han acompañado a la humanidad y no es nada inusual. Algunas enfermedades que aterrorizaban la humanidad en el pasado, desaparecieron, algunas permanecen y otras nuevas surgieron. Con esto, también hay nuevos tipos de tratamientos, y cada persona debería elegir cómo desea tratarse, como volver a su salud o incluso como trabajar preventivamente con su organismo para no enfermarse, y ser tan resistente a las enfermedades de no tener miedo de ellas.






Vamos a hablar de una gran causa de enfermedades que llamamos la toxina.

Palabras tales como desintoxicación, toxina, ahora casi todo el mundo conoce. Sabemos que se trata de sustancias u otros principios o aspectos que afectan negativamente nuestros cuerpos.
A veces hay un vínculo entre la enfermedad y la toxina muy directa y sencilla, a veces es muy complicada. Y todo eso vamos a ver con el tiempo, durante las otras partes de esta serie.

En cualquier caso, ayudar al cuerpo a eliminar toxinas no es fácil.

A menudo se presentan procedimientos simples de beber sólo una bebida y el té o simplemente tener varios días de dieta y el cuerpo se desintoxica. Por desgracia ¡esto no es verdad! ¡No es así!


La actividad de desintoxicación es muy complicada, compleja y si se debe aprovechar su verdadero potencial, también extremadamente larga en tiempo.


Del mismo modo como constantemente mantenemos higiene del cuerpo, higiene municipal, mantenemos la limpieza en nuestros hogares practicamente todos los días, al igual que debemos cuidar de la pureza interior de nuestro cuerpo a través de la eliminación de toxinas.

Por supuesto, el cuerpo humano, como el cuerpo de otros animales, está muy bien equipado para liberarse por sí mismo de las toxinas y venenos. Pero el hombre es un ser muy complicado. En relación a los humanos debemos hablar de un sistema vivo, sumamente complejo, y todos sabemos: más la cosa es compleja, más fácil, que se rompa. Por lo tanto, muy a menudo vemos que la capacidad natural del cuerpo de liberarse de toxinas se tambalea, se rompe y aquí podemos encontrar el origen de diversas enfermedades. Enfermedades que en este momento usted no pondría en contexto con una toxina específica en absoluto. Pero de un tiempo para aprender ciertos hechos y le será inmediatamente claro por qué la relación.

No hay duda de que la toxina es una palabra muy vaga, y podemos imaginar un montón de cosas debajo de ella... Las más conocidas, tales como diversos productos químicos, metales tóxicos, infecciones, suciedad... Son simplemente las toxinas que de alguna manera se pueden medir, pesar, observar etc... 
Estas toxinas son en nuestro medioambiente y muchas personas también centran su atención en ellos y tratan de evitarlos.

Por ejemplo comiendo alimentos biológicos que presupuestamente no contienen diferentes productos químicos, o tratando de pasar tiempo en un ambiente limpio del bosque, los prados, al mar, donde hay menos toxinas industriales, tratan de vivir y hacer en manera de que industria, la agricultura y todo el medioambiente sean meno agobiados por las toxinas.

Estos son el tipo de toxinas físicas, pero tal vez usted se sorprenderá de que ellas no son unicas toxinas que causan nuestras enfermedades.

El segundo grupo puede ser descrito como las toxinas informáticas.------------------------------------

Estas son las toxinas que no pueden ser pesadas, medidas u observadas... y sin embargo, yo creo que hoy en día, en la era de los ordenadores, cuando sabemos muy bien lo que es el término virus informático, no nos sorprende que nuestro organismo funciona de la misma forma del ordenador. Así que en este caso no se trata de algún microorganismo u otra toxina visible, algo que se podría observar en el microscopio, pero sabemos que se trata de una información patológica.
De manera igual como funciona la transmisión de información en el ordenador, así en el cuerpo se efectuan diversos procesos informáticos y en el conjunto es impulsado por programas que tienen un carácter diferente (pero no es el tema de nuestra conversación de hoy por lo que no vamos a detenerse aquí...) pero es justo en estos programas de control, que se producen errores y debido a ellos el control del cuerpo se vuelve defectuoso. Por ejemplo, nuestra presión arterial es alta o baja, nuestra inmunidad está mal gestionada y por lo tanto podemos enumerar docenas de otros problemas de salud.

Así toxinas, como he dicho, se pueden dividir en materiales y las informáticas. Para el segundo grupo, como puede imaginarse, no podemos contar con el hecho de que podríamos excluir algo mecánicamente de nuestro organismo, que algo podemos limpiar. Se deben establecer métodos que nos ayudarán a volver al estado original de los programas de control. Que nos permitirán volver a los programas más importantes de nuestro cuerpo, a la forma ideal.

Pero no es la única división de toxinas...



Las toxinas pueden ser también divididas en toxinas procedentes del entorno externo o las toxinas internas.
Toxinas externas, como pueden imaginar fácilmente - ellos son los que provienen de las toxinas ambientales del aire, de los alimentos o del agua; toxinas que se comen voluntariamente en forma de medicamentos y fármacos, en el peor de los casos, de drogas... En resumen, son las toxinas que son una parte de nuestra vida y nuestro cuerpo se encuentra con ellos en diferentes formas a diario.

Mucho más difícil es imaginarse las toxinas internas, y yo personalmente creo que son las más peligrosas porque están escondidas y porque no podemos huir de ellos. Como ya viejos latinos tenían un lema:

"Todo que es mio, llevo conmigo."

Eso significa que llevo todo mi mismo allí donde voy, siempre voy a tener conmigo mis toxinas, incluso su fuente en mi interior.

Pienso que sabemos de lo que estoy hablando y lo que se conversará.
Se trata de las


toxinas intestinales

que se presentan en nuestro tracto digestivo, especialmente en nuestro intestino. Es una gran fuente de toxinas, que al igual que todas otras toxinas internas, funciona como una máquina de movimiento perpetuo. Eso significa constante y continuamente, sin cesar, nunca podemos apagar el aparato, que funciona 24 horas al día. Cuando no está trabajando correctamente, está trabajando en contra de nosotros y surgen las toxinas en el intestino. Lo cual es un gran problema, como usted entenderá, porque en ese caso, de repente, nos encontramos junto con todo nuestro organismo, continuamente bajo efecto de estas toxinas.

Otra de las toxinas internas son

los radicales libres.

Tal vez esta palabra no significa nada para usted, pero todo el mundo conoce sin duda la palabra "antioxidantes"... por ejemplo, algunos promueven un poco de vino rojo como un antioxidante natural. Los antioxidantes son sustancias que en realidad tendría que quitar, deshacer estos radicales libres.
Los radicales libres son "plagas" porque distorsionan nuestra célula y causan su envejecimiento, provocan diversos trastornos de células, que pueden conducir a trastornos genéticos y causar cáncer etc... Por lo tanto son también los radicales libres, generados en el organismo de forma continua, cada segundo, 24 horas al día y son tóxicos para nuestro organismo. Incluso en este caso, entendemos que es muy importante, y sería muy bueno ayudar al organismo a gestionar este problema.

Otra de las toxinas más grandes y más difíciles evidentes es nuestra psique.

En pocas palabras, nosotros mismos somos la mayor toxina.

Nuestros pensamientos, nuestras emociones, nuestros deseos, nuestras ideas, nuestras decepciones...





Son todas las cosas que están gravemente tóxicas, y cuando se añade a ellos, hoy en día un tema muy popular como el estrés, podemos tener una idea aproximada acerca de la gran toxina interna. Nuestra psique en realidad es más peligrosa de lo que la mayoría de ustedes puede imaginar, ya que en realidad su influencia se extiende dentro de los eventos en todos los rincones más pequeños de nuestro cuerpo y especialmente el cerebro y también, como otras toxinas, de forma continua. No podemos escapar de ella en vacaciones, o en la noche, o en un restaurante, en definitiva, nuestra psique está siempre con nosotros.

Algunos expertos han oído hablar de otra toxina,



Equilibrio ácido-base.

En realidad es un equilibrio entre ácidos y bases de nuestro cuerpo. Constantemente hay una tendencia a perturbar este equilibrio a través de diversos procesos metabólicos y otros factores. Creo que hoy en día todos sabemos el hecho que la interrupción de este equilibrio conduce a la acidificación del organismo, que tiene un efecto muy tóxico y también se puede entender esto como una fuente de ciertos problemas de salud.


Esta fue en realidad la introducción para tener una idea de que en el futuro vamos a hablar de estas toxinas diferentes, de sus fuentes y de lo que podemos hacer con ellas y cómo parar la producción de estas toxinas...
Ahora ya se puede imaginar, que no es un asunto sencillo. Nos concentraremos en las toxinas externas - toxinas materiales con cuáles ya sabemos cómo manejar un poco mejor y... y si vamos a tener tiempo y nos sintonizamos positivamente, podemos hablar de las toxinas informáticas, que en realidad ya hacen parte del capítulo futuro. Así que esperamos de continuar bien con nuestra serie donde vamos a aprender más acerca de las toxinas, pero sobre todo aprender acerca de qué hacer con ellas...


Fuente de información: TV Kinosvět 

 




Traducido con el consentimiento de









por Joalis Hispanico